Las fortificaciones del Estrecho de Messina fueron realizadas por el Estado Mayor del Ejercito según los proyectos del Arma del Genio, partiendo del modelo de fortificaciones existientes durante la época de la artillería sobre emplazamientos fijos para ocupar amplios sectores de tiros.

 

El modelo que resulta es muy sencillo y esencial, en el caso del estrecho de Messina, util para enfentar al enemigo del ataque desde el mar. Aprovechando la natural conformación de las dos orillas del Estrecho, los “Peloritani” de la Sicilia y los pendientes del Aspromonte en Calabria, se decidió realizar fortalezas que fueran completamente invisibles desde el mar y que protegieran de manera tradicional las partes situadas detrás de esas conformaciones con fosos, caponeras y levadizos. La particularidad de estas fortalezas es debida a la perfecta simbiosis entre ubicación de las estucturas y situación ambiental la cual permite que, hoy, todas las fortalezas estén en puntos panorámicos de mar privilegiados únicos en su género, poniendo junto perfectamente la necesidad de tener estructuras invisibles desde el mar para obstacular el ataque del enemigo, pero al mismo tiempo estructuras eficaces y de mantenimiento sencillo.

El material utilizado para la construcción es roca del lugar modelada, ladrillo y en Sicilia se utilizó también piedra volcánica.

En la red de las fortificaciones podemos identificar diferentes tipos de fortalezas:

  1. Fortalezas de grandes dimensiones: MATINITI SUPERIORE (SIACCI), FORTALEZAPOLVORÍN (MASOTTO) tienen muchas habitaciones utilizadas para alojar las tropas. Tienen planta trapezoidal con yuxtaposición arriba de una una forma triangular, rodeadas de profundos fosos que tienen sólidas albañilerías. Estas fortalezas se construyeron en las partes màs elevadas sobre explanadas naturales y tienen notables y numerosas habitaciones hipogeas. Tenian muchos emplazamientos con 10 puntos de tiro que tenían una capacidad desde 450 hasta 1000 hombres.
  2. Fortalezas de medias dimensiones: MENAJA (CRISPI), MONTE GIULITTA (SCHIAFFINO), MONTE GALLO(CAVALLI), S. JACHIDDU, SERRA DELLA CROCE, MONTE DEI CENTRI en Sicilia; MENAJA (CRISPI), MONTE GIULITTA (SCHIAFFINO), MONTE GALLO(CAVALLI), S. JACHIDDU, SERRA DELLA CROCE, MONTE DEI CENTRI en Calabria: es el modelo más común. Tienen forma triangular con tres lados cerrados por una prominencia en tierra y el lado de arriba protegido por un foso, caponera y levadizo. Con respecto a las de grandes dimensiones, tienen menos habitaciones y por lo tanto menores posibilidades de alojamiento. Casi todas la fortalezas tienen fosos en tres lados, mientras que Matiniti inferior, PoggioPignatelli y Pentimele Sur estàn completamente rodeadas por un foso en sus tres lados.
  3. Fortalezas de pequeñas dimensiones: OGLIASTRI en Sicilia y CATONA y TELEGRAFO (BELENO) en Calabria: tienen la característica común de estar alineadas con las fortalezas más grandes situadas arriba, tienen dimensiones contenidas y tienen pocos elementos en elevación. Esto es debido a sus posiciones, muy cerca de la costa, constituyendo así un puesto de avanzada. Non tienen plaza de armas.
  4. Fortalezas de montaña: PIETRAZZA, PUNTAL FERRARO, MONTE DEI CENTRI, MONTE CAMPONE todas en Sicilia: son las que se encuentran en las colinas màs altas de los montes Peloritani y tienen una estructura más simplificada con respecto al modelo de base. Tienen un cuerpo de fàbrica principal apartado del muro de cierre y del foso de arriba, tienen cursos rectilineos y solo una rampa de acceso.

 

Fonte: M. Lo Curzio, V. Caruso “La fortificazione permanente dello Stretto di Messina” edizione Edas